Mentalia Salud advierte de que las fechas navideñas pueden agravar los trastornos de conducta alimentaria

Publicado:

as personas que padecen algún trastorno de la conducta alimentaria (TCA) pueden experimentar empeoramientos notables coincidiendo con las fechas navideñas en las que son numerosas las reuniones en familia, así como las comidas copiosas y abundantes, según advierten expertos de Mentalia Salud,compañía especialista en la atención a personas con enfermedades de salud mental.

“Cantidades de comida desorbitadas puestas en el centro de la mesa pueden generar en las personas que sufren un TCA paciente unas sensaciones de profundo descontrol que suele agravar el malestar propio de la enfermedad.  Además, la compra de ropa para las diferentes celebraciones puede ser un factor añadido de estrés para estas personas, ya que se enfrentan a las temidas tallas”, explica Miguel Ángel Morate, director técnico del centro Mentalia Montreal de El Viso, especializado en el tratamiento de los TCA, entre otras patologías.

Los TCA más habituales son la anorexia, la bulimia o el trastorno por atracón, aunque “en la actualidad empiezan a despuntar otras formas disfrazadas de hábitos saludables y deportivos como la ortorexia o la vigorexia”, advierte Morate.

Mujeres jóvenes, las más afectadas

Según recientes datos de la Fundación Fita y de la Asociación Española para el Estudio de los Trastornos de la Conducta Alimentaria (AETCA), en España hay unas 400.000 personas que padecen algún trastorno de este tipo relacionado con la alimentación. De éstas, 300.000 son jóvenes de entre 12 y 24 años, siendo la tercera causa de enfermedad crónica en la adolescencia. En este sentido, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia advertía recientemente que los TCA afectan a uno de cada 20 adolescentes en España.

“Se trata de un trastorno que se inicia fundamentalmente durante la adolescencia”, señala el director técnico del centro Mentalia Montreal.

Con respecto a los géneros, si bien expertos de la compañía corroboran que en sus centros la proporción de mujeres con TCA resulta claramente superior a la de hombres, Miguel Ángel Morate incide en que esta tendencia podría estar cambiando: “La flexibilización de roles de género unido al aumento del valor que la sociedad otorga a la belleza, también ahora en los varones, podría ser la causa de este incipiente aumento”. Ante esta realidad, la prevención de estos trastornos “tendría que ver con una psico-educación adecuada que conciencie y responsabilice a toda la sociedad”, añade el experto. 

La ayuda debe ser siempre profesional

La manera más eficaz de atajar el desarrollo de los TCA es su detección temprana y un tratamiento profesional de carácter psicoterapéutico.

“Cualquier ayuda por parte de familia o amigos, por muy bien intencionada que sea, puede tener efectos no deseados. Hay que tener en cuenta que se trata de cuadros clínicos complejos, que requieren intervenciones específicas en función de la fase del trastorno y de su evolución. Por ello, es necesaria la ayuda de profesionales experimentados que trabajen con el paciente y sus familias”, concluye Morate.

Artículos relacionados

Últimos artículos

spot_img